Archivo por días: 22 Enero, 2011

Favorecidos mil 500 cubanos con medicina regenerativa

Tomado de la AIN
Más de mil 500 cubanos han sido beneficiados con la medicina regenerativa desde 2004, cuando comenzó en la Isla la aplicación del novedoso proceder, anunció el doctor Porfirio Hernández, coordinador nacional de la especialidad.
El también subdirector de investigaciones del Instituto de Hematología e Inmunología (IHI) comentó hoy a la AIN que los resultados son comparables con los de países industrializados, de alto desarrollo científico.

Precisó que en ocho provincias se aplica ya la terapia celular: Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara, Ciego de Ávila, Holguín y Artemisa.

En el IHI, que ha centralizado las actividades en el banco de sangre, se han entrenado los recursos humanos del país en este proceder, iniciado en esa institución, el hospital general Enrique Cabrera y el pediátrico William Soler, y extendido a otros centros del país.

Además del beneficio para el paciente y la pronta recuperación, esta terapéutica es menos invasiva en la mayoría de los casos y brinda un significativo ahorro a la economía, ya que se realiza con métodos menos costosos y resultados positivos, precisó el doctor.

En el acto por el Día de la Ciencia Cubana, en el complejo de unidades de salud del reparto capitalino de Altabana, se presentaron los principales resultados de la Isla en la aplicación de células madre y medicina regenerativa.

Entre ellos destaca la terapia celular en la periodontitis, (enfermedad de las encías), iniciada hace tres años a un grupo de pacientes, proceder del cual solo existe el reporte en un caso en Japón -según literatura consultada, aseveró la doctora Amparo Pérez, autora principal del trabajo.

El uso de esa técnica en el tratamiento del Túnel del Carpo, en la artropatía hemofílica de rodilla y en un caso de niño con fibrosis pulmonar idiopática, también engrosa la lista de los trabajos más relevantes en 2010.

Los implantes de células madre obtenidos de la médula ósea o sangre periférica, se utilizan en el tratamiento de la insuficiencia arterial crónica y han demostrado valía en afecciones cardiovasculares.

En la ortopedia y traumatología, se emplea en fracturas óseas, necrosis de los huesos de la cadera y cabeza del fémur; y en la oftalmología, en el pterigium y lesiones de la córnea.

Se trabaja en la aplicación en el sistema nervioso central, en pacientes con traumatismos raquimedulares, con lesiones en la médula espinal.

El doctor Porfirio Hernández encomió los avances científicos en este campo, los cuales demuestran que las células madre adultas no sólo regeneran en el propio ejido, sino también son capaces de formar otros.

Alto nivel de Instituto cubano de Medicina Tropical

Tomado de la Agencia de Información Nacional.
Luis Estruch, viceministro de Salud Pública, significó en La Habana el alto nivel científico y la combatividad del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri (IPK) ante las condiciones sanitarias que presenta el escenario mundial.
Durante el balance de 2010, efectuado en la propia instalación, Estruch destacó que el IPK ha cumplido con las palabras del Comandante en Jefe Fidel expresadas en 1993, cuando auguró que este centro no sería solo para Cuba, sino también para toda la humanidad.

Los especialistas del instituto confeccionaron en ese periodo un sistema de salud para enfrentar la epidemia del cólera en Haití y en otros países; además, realizaron diversas tareas emergentes de relevancia, como el procesamiento de 19 mil muestras para el diagnóstico de dengue y más de 10 mil sobre la influenza.

El IPK es centro colaborador de las organizaciones Mundial y Panamericana de la Salud en el control biológico de vectores y malacología médica, enfermedades víricas, tuberculosis, otras mycobacterias y el dengue con el vector transmisor.

Ante la compleja situación económica internacional, de la cual Cuba no está exenta, ese colectivo se propuso como retos en 2011, incrementar los resultados de las actividades científicas, para lograr un mayor impacto en la sociedad, y continuar el reordenamiento y la compactación de los servicios.

Igualmente, prevén estrechar la integración clínica, epidemiológica y microbiológica, y fortalecer la red nacional de laboratorios, así como también la colaboración con países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

Manuel Santín Peña, director nacional de Epidemiología, significó la importancia de elevar la vigilancia sanitaria y el nivel técnico de cada profesional, y resaltó que lo principal es la atención eficiente a la población.

El encuentro lo presidió, además, el doctor Gustavo Kourí, director de la institución, donde se reconoció la labor de científicos internacionalistas y de otros con excelentes resultados en sus investigaciones.