Archivo por días: 31 Enero, 2011

Cuba cuenta con más de un millón de graduados universitarios

AIN
Más de un millón de cubanos han alcanzado títulos universitarios, desde que en 1959 la Revolución inició un proceso de transformaciones en la enseñanza superior, con el objetivo de adaptarla a las necesidades de desarrollo del país.
En una conferencia impartida durante de Pedagogía 2011, el ministro de Educación Superior de Cuba, Miguel Díaz-Canel, destacó que el importante salto cuantitativo del ingreso a las universidades responde a las políticas de inclusión social del país.

Actualmente más de 700 mil personas cursan estudios superiores en la Isla, la mayoría de ellos en sedes ubicadas en sus municipios de residencia, como resultado del proceso de universalización de los estudios profesionales iniciado en 2001.

Díaz-Canel explicó que a pesar de ello, todavía la Universidad no puede satisfacer todas las demandas del planeamiento económico nacional, por lo que el sector asume un proceso de perfeccionamiento con énfasis en el trabajo educativo, el conocimiento de la Historia y el desarrollo de valores.

Agregó que ante los retos económicos e ideológicos que imponen las circunstancias actuales, el sistema de la educación superior trabaja para ratificar el modelo universitario cubano: dinámico, productivo, solidario, opuesto al capitalismo y comprometido con la paz.

En este sentido, el Ministro destacó los programas de investigación de pre y postgrado, la graduación en Cuba de más de 30 mil estudiantes extranjeros de 129 países, y la mejora continua de los procesos universitarios sustantivos.

Experto cubano destaca valor de integración en salud

Prensa Latina
La intersectorialidad es una condición determinante de la salud pública y uno de los grandes retos a enfrentar hoy en ese sector, aseveró el doctor cubano en Ciencias Pastor Castell-Florit.
Definida como la intervención coordinada de instituciones representativas de más de un sector social, con acciones destinadas a abordar los problemas vinculados a la salud, bienestar y calidad de vida, este concepto busca lograr la integración con todo el sistema económico y social del país, sectores y población, aseveró.

Para ello, se requiere de un pensamiento estratégico y tácticas que permitan llegar a la esencia de los problemas, involucrar a todos los actores, evitar improvisaciones, validar resultados, distinguir particularidades, establecer disciplina y proyectar los cambios necesarios, acotó el experto.

Durante un encuentro con la prensa especializada, Castell-Florit, quien se desempeña como director de la Escuela Nacional de Salud Pública (Ensap), indicó que los salubristas tienen que asumir roles participativos dentro de un gran campo de dirección que es toda la sociedad a cuyos planes y programas se subordinan.

La práctica de la intersectorialidad en la salud pública cubana se ha realizado en relación con los problemas identificados y la situación existente en cada contexto, manifestó.

Destacó algunos de los logros alcanzados en la isla, en las últimas cinco décadas, muchos de los cuales no hubieran sido posibles sin la participación efectiva y directa de los gobiernos locales, organizaciones de masas y ciudadanos en general.

Campañas de vacunación masiva, higienización, y participación en programas de deteción precoz del cáncer cervico-uterino, son algunos de ellos.

Castell Florit es autor de cuatro libros sobre el tema y forma parte del Grupo de Expertos en Intersectorialidad para las Américas.