Archivo por meses: Octubre 2011

Acuarelas de Antonio Guerrero en Ciego de Ávila


Alas de libertad, exposición itinerante confeccionada por Antonio Guerrero Rodríguez, uno de los Cinco héroes cubanos, está expuesta al público en la sala transitoria del Museo de Historia Coronel Simón Reyes Hernández, de la ciudad de Ciego de Ávila.

La muestra contiene más de una veintena de acuarelas de pequeño formato, en las cuales plasma aves endémicas de Cuba y otros países de América, que resaltan por la utilización del color y el perfilado de sus trazos.

Promotores de la institución precisaron que la exposición llegó en calidad de préstamo del Museo Nacional de Historia Natural, donde el autor ha mostrado otros trabajos similares como el dedicado a las mariposas cubanas.

Anteriormente Tony incursionó en la poesía, con poemas nacidos cuando solo disponía de un lápiz pequeño y algunas hojas para escribir en las sombrías celdas del llamado ¨hueco¨, donde mantuvieron a los Cinco durante 17 meses.

Según la Agencia de Información Nacional, para el próximo año tiene dos proyectos: Uno sobre obras basadas en fotos de los conciertos de Silvio Rodríguez por barrios de la capital; y otro en el que expondrá pinturas con acuarela de las flores nacionales de los países del continente americano.

Enviado por Odalys Martínez Chau (Radio Surco)

La hazaña de Guadalajara

Reflexiones de Fidel Castro

Hago un breve receso en mis análisis políticos para dedicar este espacio a la hazaña de los atletas cubanos en los Decimosextos Juegos Deportivos Panamericanos.

Los Juegos Olímpicos y las competencias deportivas internacionales que giran en torno a ellos, y despiertan tanto interés en miles de millones de personas, tienen una hermosa historia que no por ultrajada debiera dejar de recordarse.

El aporte del creador de los Juegos Olímpicos fue especialmente nítido, más aún que el de Nobel quién en una etapa de su vida, buscando crear un medio más eficaz de producción, produjo el explosivo con cuyos frutos económicos los designados para cumplir su voluntad en favor de la paz lo mismo premian a un científico o escritor brillante, que al jefe de un imperio que ordena el asesinato de un adversario en presencia de su familia, el bombardeo de una tribu en el centro de Asia o de un pequeño país independiente del norte de África, y el exterminio de sus órganos de mando.

El Barón Pierre de Coubertin fue el creador de los Juegos Olímpicos modernos; de origen aristocrático, nacido en Francia, país capitalista donde un campesino, un obrero, o un artesano, no tenían en aquella sociedad posibilidad alguna de emprender esa tarea.

Desatendiendo los deseos de su familia, que deseaba hacer de él un oficial del ejército, rompió con la Academia Militar y se consagró a la pedagogía. De cierta forma su vida recuerda la de Darwin, descubridor de las leyes de la Evolución Natural. Coubertin se convierte en discípulo de un pastor anglicano, funda la primera revista dedicada al deporte y logra que el gobierno francés la incluya en la Exposición Universal de 1889.

Comienza a soñar con reunir en una competencia a deportistas de todos los países bajo el principio de la unión y la hermandad, sin fines lucrativos y solo impulsados por el deseo de alcanzar la gloria.
Sus ideas inicialmente no fueron muy comprendidas pero persistió, viajó por el mundo hablando de paz y unión entre los pueblos y los seres humanos.

Finalmente, el Congreso Internacional de Educación Física, celebrado en Paris en junio de 1894, creó los Juegos Olímpicos.

La idea encontró resistencia e incomprensión en Inglaterra, la principal potencia colonial; el boicot de Alemania, poderoso imperio rival; e incluso la oposición de Atenas, ciudad escogida para la primera Olimpiada.
Pierre de Coubertin logró comprometer a emperadores, reyes y gobiernos de Europa con sus incansables esfuerzos y su talento diplomático.

Lo principal fue, a mi juicio, la profundidad y la nobleza de sus ideas que ganaron el apoyo de los pueblos del mundo.

El 24 de marzo de 1896, el Rey de Grecia, por primera vez, declaró abierto los Primeros Juegos Olímpicos Internacionales de Atenas, hace 115 años.

Dos destructivas y demoledoras guerras han transcurrido desde entonces, originadas ambas en Europa, las que costaron al mundo decenas de millones de personas muertas en los combates, y a los cuales se sumaron los civiles muertos en los bombardeos o por el hambre y las enfermedades que vinieron después. La paz no está garantizada. Lo que se conoce es que, en una nueva guerra mundial, las armas modernas podrían destruir varias veces a la humanidad.

Es a la luz de estas realidades que tanto admiro la conducta de nuestros deportistas.

Lo más importante del movimiento olímpico es la concepción del deporte como instrumento de educación, salud y amistad entre los pueblos; un antídoto real a vicios como las drogas, el consumo de tabacos, el abuso de bebidas alcohólicas, y los actos de violencia que tanto afectan a la sociedad humana.

Por la mente del fundador del olimpismo no pasaba el deporte tarifado ni el mercado de atletas. Ese fue también el noble objetivo de la Revolución cubana, lo cual implicaba el deber de promover tanto el deporte como la salud, la educación, la ciencia, la cultura y el arte, que fueron siempre principios irrenunciables de la Revolución.

Más no solo eso, nuestro país promovió la práctica deportiva y la formación de entrenadores en los países del Tercer Mundo que luchaban por su desarrollo. Una Escuela Internacional de Educación Física y Deportes funciona en nuestra Patria desde hace muchos años, y en ella se han formado numerosos entrenadores que desempeñan con eficiencia sus funciones en países que a veces compiten en importantes deportes con nuestros propios atletas.

Miles de especialistas cubanos han prestados sus servicios como entrenadores y técnicos deportivos en muchos países del llamado Tercer Mundo.

Es en el marco de esos principios aplicados durante decenas de años que nuestro pueblo se siente orgulloso de las medallas que obtienen sus atletas en las competencias internacionales.

Las transnacionales del deporte tarifado han dejado muy atrás los sueños del creador del olimpismo.
Valiéndose del prestigio creado por las competencias deportivas, excelentes atletas, la mayoría de ellos nacidos en países pobres de África y América Latina, son comprados y vendidos en el mercado internacional por aquellas empresas, y solo en contadas ocasiones se les permite jugar en los equipos de su propio país, donde fueron promovidos como atletas prestigiosos por sus esfuerzos personales y su propia calidad.

Nuestro pueblo, austero y sacrificado, ha tenido que enfrentarse a los zarpazos de esos mercachifles del deporte rentado que ofrecen fabulosas sumas a nuestros atletas, y en ocasiones privan al pueblo de su presencia con esos groseros actos de piratería.

Como aficionado al deporte muchas veces conversé con los más destacados, y por ello en esta ocasión me complacía mucho ver a través de la televisión los éxitos deportivos de nuestra delegación y su regreso victorioso a la Patria, procedente de Guadalajara, donde Estados Unidos, a pesar de poseer aproximadamente 27 veces más habitantes que Cuba, sólo pudo obtener 1,58 veces más títulos y las correspondientes medallas de oro que Cuba, la cual alcanzó 58.

Brasil, con más de 200 millones de habitantes, obtuvo 48.

México, con más de 100, obtuvo 42.

Canadá, un país rico y desarrollado con 34 millones de habitantes, obtuvo solo 30.

El número total de medallas de oro, plata y bronce alcanzadas por Cuba, fue proporcional al número de títulos mencionados.

No pocos de nuestros jóvenes atletas tuvieron éxitos verdaderamente sorprendentes.

A pesar de las victorias, que enorgullecen a nuestro pueblo, tenemos el deber de seguir superándonos.

Fidel Castro Ruz
Octubre 30 de 2011
10 y 11 p.m.

Enviado por Cubadebate

Consolidan en Ciego de Ávila servicios estomatológicos

Tomado Radio Surco Digital.

A pesar de la crisis financiera internacional, el Ministerio de Salud Pública en Ciego de Ávila preserva y consolida los logros del Programa Nacional de Estomatología, el cual beneficia a todos lo pobladores de la provincia.

El doctor José Enrique Gómez Alberti, Jefe del departamento de Estomatología en el territorio, dijo que es una prioridad del Estado cubano preservar la salud bucal en los pacientes.

Aseveró que pese al bloqueo impuesto al país por Estados Unidos, se atienden más de 59 000 pacientes mensuales en consultas de prótesis, ortodoncia y periodoncia y se priorizan los programas de profilaxis y prevención dental, así como la detección precoz del cáncer bucal.

“Tenemos mejores resultados a partir del reordenamiento laboral donde nuestros especialistas han rescatado, junto a los grupos básicos, el estudio por localidades de las principales patologías y las visitas a domicilios”, especificó el directivo.

El premio Nobel y el bloqueo contra Cuba 26 Octubre 2011 4 Comentarios

Por Alejandro González Galiano

Embajador de Cuba en España
La Administración del presidente Obama, que ha pretendido impactar al mundo con un discurso de cambio y renovación de su política hacia Cuba, mantiene intacto el andamiaje de leyes y disposiciones que conforman las bases legales y las regulaciones del bloqueo e incluso ha recrudecido la dimensión extraterritorial de esta política, fortaleciendo las sanciones y la persecución contra ciudadanos, instituciones y empresas de terceros países, que pretenden establecer relaciones económicas, comerciales, financieras y científico técnicas con Cuba, pisoteando además los atributos soberanos de esos estados.
No es obsoleto, por recurrente, insistir en que el bloqueonorteamericano contra Cuba viola el Derecho Internacional, es contrario a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, constituye una transgresión al derecho a la paz, el desarrollo y la seguridad de un Estado soberano y es un acto de agresión unilateral y una amenaza permanente contra la estabilidad de nuestro país. Califica además como una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de todo nuestro pueblo, a la vez que socava también los derechos constitucionales del propio pueblo norteamericano al quebrantar su libertad para viajar libremente a Cuba.

Ningún bloqueo ha sido tan abarcador, brutal, ni tan extendido en el tiempo contra un país. El daño económico directo ocasionado a nuestro pequeño país por la aplicación de esta política durante más de 50 años supera los 100.000 millones de dólares, sin cuantificar el perjuicio moral y humano causado a las familias cubanas.
Tratar de rendir por hambre y enfermedad a un pueblo se califica como un acto de genocidio en virtud de las leyes internacionales. Apenas mencionaré algunos ejemplos concretos de la afectación que el bloqueo norteamericano provoca a la salud pública cubana.
Los niños y jóvenes cubanos con tumores malignos en los huesos no pueden contar con las prótesis extensibles para sustituir las partes óseas en la cirugía de sus tumores, debido a que estas son comercializadas por empresas norteamericanas.
A Cuba se le continúa negando la compra de citostáticos novedosos de producción norteamericana como la adriamicina liposomal y la nitrosoureas, específicas para tratar tumores encefálicos. Lo mismo sucede con los antibióticos de última generación para niños menores de un año, específicamente para uso por vía oral.

El instituto de Oncología se ve privado de contar con un citómetro de flujo, para el estudio de las células cancerosas, dado que la firma norteamericana Becton Dickinson, al conocer que su destino era Cuba, le negó su venta a la empresa intermediaria en la compra.
El Programa Nacional de Trasplante Renal de Cuba corre serio riesgo de paralización, porque el bloqueo impide adquirir los reactivos serológicos anti HLA de alta calidad que dicho programa requiere.

Este 25 de octubre, cuando por vigésima ocasión consecutiva, en la Asamblea General de Naciones Unidas se discuta el Proyecto de Resolución titulado “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, el Gobierno norteamericano volverá a escuchar el clamor universal de rechazo al bloqueo y el presidente Obama, premio Nobel, tendrá una nueva oportunidad para corregir de una vez esta cruel e injusta política y dejar vivir en paz al pueblo de Cuba.

DISTINGUEN OBRA DE AUTORA CUBANA EN MUSEO DE CIEGO DE AVILA.


Por: María Elena Pino Álvarez.

El Tambor, de Bárbara Marta Hernández Pino, sobresale por su diseño y acabado en la exposición, Con la gubia en ristre, inaugurada en la sala Doctor Enrique Sosa, perteneciente al museo de Artes Decorativas de la ciudad de Ciego de Ávila, Cuba.

La obra se realizó tallada en madera (caoba) a través de la técnica mixta, decorada con yute y semillas tomadas del entorno natural. En esta muestra de DIECISIETE piezas, también se distinguen, Los Bandos, de Deivis González García, y Maternidad, de Alcides Mesa Fumero.

Bárbara Marta acumula más de VEINTE años en este devenir de la plástica, es fundadora de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas, y ha incursionado en varias técnicas con el dominio de disímiles materiales, preferentemente de la naturaleza, como la madera, arena, semillas y hojas. También sus trabajos se han exhibido en diversas muestras de las galerías avileñas.

Martica, como todos las conocen, donó a Mirta Rodríguez, la madre de Antonio Guerrero, uno de los CINCO cubanos prisioneros injustamente en cárceles de Estados Unidos, una de sus obras, la cual esta expuesta en un salón del hogar de la mencionada señora, junto a cuadros hechos por Tony en la celda de su cruel encierro.

Se trata de un tapiz acoplado en tres piezas, confeccionado mediante la técnica mixta y utilizando fibras de yute y fragmentos de la madera denominada Cedro. El conjunto su realizadora lo nombró, Paciente espera.

La autora incorporó a su quehacer artístico la Marquetería, técnica muy difícil por el oficio que lleva implícito, la dedicación y entrega a este tipo de arte que no todos los creadores se inclinan a incursionar.

Algunas de sus obras expuestas en salones de la ciudad de Ciego de Ávila han sido premiadas y reconocidas por especialistas en la materia, tanto de la provincia como de otros territorios de Cuba.

Entre los planes de la artista está continuar la utilización de la marquetería, pues, según ella, la estimula y le ofrece plena satisfacción el efecto de admiración que provoca en todas aquellas personas que contemplan su quehacer en esta manifestación de la artesanía.

Martica aprovechó esta ocasión para dejar plasmado su infinito agradecimiento al maestro Odelvis Guerrero, quien, además, de ser un magnifico creador, es la persona que le brindó la ayuda necesaria en el momento oportuno y le trasmitió la maña para lograr darle forma y vida a las piezas realizadas con dicha habilidad.

Morón muestra primeros resultados en la ceba de toros

La Empresa Pecuaria Genética Turiguanó, situada al norte del municipio avileño de Morón, reporta los primeros resultados en la ceba de toros destinados a la industria cárnica, tras las labores de rehabilitación del centro en el presente año.

Los trabajadores de la Unidad Cebadero, encargados de esa gestión, son los que directamente atienden al ganado para tales fines, proveniente de diferentes entidades del sector en la provincia de Ciego de Ávila.

Para lograr ese propósito las reses permanecen hasta más de seis meses con el objetivo de sobrepasar los 350 kilogramos aceptables para el proceso industrial con vista a garantizar parte los productos cárnicos para las instalaciones hoteleras de varias provincias.

Venancio Rodríguez Domínguez, director de la Empresa Pecuaria Genética, explicó que el primer lote para la ceba estuvo compuesto por una cifra superior a los 200 animales.

Adelantó que existen posibilidades para la incorporación de un segundo lote, con garantía del suministro estable de comida y todas las atenciones precisas que permitan la ceba en el hato.

Subrayó el dirigente ganadero que la restauración de la Unidad Cebadero permite asegurar a la empresa la obtención de ganancias por el concepto de la elaboración de productos cárnicos en el combinado existente en la propia instalación.

Rdio Morón Digital

¿Amigos para siempre?

¿Será verdad que nada es para siempre? Líderes occidentales que hasta hace poco estrechaban manos con Muamar el Gadafi, hoy celebran su muerte.

Ahí los tenemos. Las fotos son de antes del comienzo de la actual guerra en Libia, por supuesto. Las imágenes lo dicen todo: los cuatro líderes occidentales más implicados en la operación internacional contra Gadafi, estrechan su mano.

A la izquierda el exuberante Premio Nobel de la Paz, el presidente de los Estados Unidos, Barack Hussein Obama. A su derecha, otro personaje igualmente poderoso: el jefe del Gobierno español José Luís Rodríguez Zapatero.

Debajo a la izquierda una persona que no necesita presentación. ¿Quién no conoce a Ban Ki-moon? Este señor, que aparece aquí con sonrisa de oreja a oreja en compañía del líder libio, es el máximo representante de la organización que hizo de la intervención militar en Libia una guerra “buena”, y luego legitimó al autodenominado Consejo Nacional de Transición (CNT). Por último, pero no menos importante, nos encontramos al presidente francés Nicolás Sarkozy, primero en reconocer al CNT.
Después del asesinato de Gadafi fueron ellos los primeros en alegrarse.

“Podemos decir de manera definitiva que el régimen de Gadafi ha llegado a su fin”, manifestó el presidente estadounidense en una declaración en la Casa Blanca, donde saludó la “oportunidad para que el pueblo libio decida su propio destino”.
Para Obama, la muerte del líder libio marca “el final de un capítulo largo y doloroso” y abre “una oportunidad para el pueblo libio para decidir su propio destino”.

“El camino de Libia hacia la democracia será largo (…) EE.UU. está comprometido con un futuro de ese país que incluya la libertad, dignidad y oportunidad para todos”, aseguró. ¿Comprometido o entrometido?

De paso, aprovechó para advertir que la muerte de Gadafi envía un “claro mensaje” al resto de la región -según él- escenario de levantamientos contra regímenes corruptos. ¿Cuál será su plan ahora? ¿Quién se atreve a adivinar su próximo destino? ¿Acaso Siria?

Según el primer ministro británico, David Cameron, el pueblo libio tiene ahora una mayor posibilidad de construir la democracia, y aseguró sentirse “orgulloso” del papel que Gran Bretaña desempeñó para ayudar a hacer eso realidad. ¿Se sentirá orgulloso de las bombas de la OTAN?

No podía faltar Sarkozy. “La desaparición de Gadafi es un gran paso en la lucha llevada adelante desde hace más de ocho meses por el pueblo libio para liberarse del régimen dictatorial y violento que le fue impuesto durante más de 40 años”.

Ban Ki-moon no quiso quedarse atrás, y dijo que “el camino por delante para Libia y su pueblo será difícil y lleno de desafíos. Ahora es el momento de que todos los libios se unan (…) este día marca una transición histórica.” ¿Transición? Esa palabra ya suena demasiado a intervención militar.

La canciller alemana, Angela Merkel, se ha declarado “feliz” por el “fin de la sangrienta guerra”. ¿Será el fin? ¿Se retirará la OTAN de Libia? La organización ha declarado en varias ocasiones que su objetivo allí no era perseguir a Gadafi. Esta historia está muy mal contada.

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, instaron a los líderes interinos de Libia a impulsar una amplia reconciliación en el país.

“Las noticias sobre la muerte de Muammar al Gadafi marcan el fin de una era de depotismo y represión, que han sufrido los libios durante demasiado tiempo”. Me pregunto de nuevo. ¿Será realmente el fin del sufrimiento libio?

Mientras, del otro lado del Atlántico, con una posición más digna y consecuente, el presidente venezolano Hugo Chávez lamentó la muerte de Gadafi, que calificó de “asesinato”, y opinó que “será recordado como un mártir”.

Brasil tampoco celebra. Dilma Rousseff, durante una visita a la capital de Angola, afirmó que Libia está pasando por un proceso de transformación, pero “eso no significa que celebremos la muerte de cualquier líder”.

¿Cómo puede alguien festejar la muerte de un hombre? Más aún cuando tiempo atrás fue un “hombre amigo” ¿Ustedes lo entienden? Yo no puedo. Son muchas las perplejidades que el sentido común experimenta ante la política.

Tomado de Cubadebate

El arte de una doctora cubana

Por: María Elena Pino Alvarez.

Muy lejos de la tierra que ama se fue un día la doctora cubana Kenia Rodríguez Torrecilla. Allá en la República Bolivariana de Venezuela, en la comunidad Araya, del estado de Sucre llevó con su sabiduría el arte de curar males y aliviar penas. Los que la conocemos sabemos del valor de su profesión, como también ella sabe del valor de su misión.

Esta joven, Especialista en Medicina General Integral y Master en Urgencias Médicas desempeñó su colaboración internacionalista como intensivista en el Centro de Diagnóstico General del mencionado estado. Salvar un paciente, ayudarlo a vivir es su mayor regocijo.

Le pregunto por los momentos difíciles, y su mirada de color verde intenso se hace mas expresiva cuando me confiesa su pánico por las serpientes, reptiles muy frecuentes en el lugar que cumplió su loable tarea, pero también en su memoria están presentes otros.

Dejar atrás y decir adiós a sus pequeños, Rachel y Ernesto, le hicieron enjugar una y otra vez sus lágrimas, ese dolor que lacera el corazón y el alma sólo lo aliviaron Lourdes Gómez y Aidé Morales, genuinas cubanas que dieron amor maternal y cuidaron de los días y las noches de sus DOS tesoros.

A Kenia la caracterizan muchas cualidades, de ella impresiona su calidad humana, su sensibilidad ante el sufrimiento ajeno, siempre dispuesta, siempre primero, exigente con ella mismo y después con los demás, madre sin tacha, vecina incondicional, niña para las maldades, amiga en el momento oportuno.

En una de sus vacaciones a Ciego de Ávila, la invite al diálogo, grabadora en manos, difícil fue para esta reportera persuadirla para que diera respuestas a las interrogantes, su humildad y sencillez no se lo permitían, solo la habilidad de los que nos dedicamos a esta profesión posibilitó la conversación. En aquella ocasión la felicite por su maestría en la medicina, y le dije adiós, ella con sus pícaros ojos y su viva voz me dijo, hasta pronto periodista.

Ya esta de vuelta en casa, junto a los críos que hacen mas imperecedera su vida, junto a sus pacientes en la Sala de Cuidados Intensivos del municipio de Ciro Redondo, junto a todo el que la necesite.Su mano amiga siempre está lista y también su reconocido prestigio como profesional de la salud, dispuesto también su corazón, que late mas fuerte cuando uno de sus pacientes no se despide de la vida, sino que vive para seguir amando a personas como Kenia.

La voluntad de acero (Segunda Parte y final)

Reflexiones de Fidel.
Cuando en 1976 tuvieron lugar los más graves actos de terrorismo contra Cuba y de modo especial la destrucción en pleno vuelo de la nave aérea cubana que despegó de Barbados con 73 personas a bordo -entre ellos pilotos, aeromozas y personal auxiliar que prestaban sus nobles servicios en esa línea, el equipo juvenil completo que había obtenido todas las medallas de oro que se disputaban en el Campeonato Centroamericano y del Caribe de esgrima, los pasajeros cubanos y de otros países que viajaban confiados en aquel avión-, los hechos provocaron tal indignación, que en la Plaza de la Revolución se reunió para despedir el duelo, la más extraordinaria y apretada concentración que he visto jamás y de la cual ha quedado constancia gráfica. Las escenas de dolor fueron y son todavía imborrables. Tal vez ningún dirigente de Estados Unidos, y muchos en el mundo no tuvieron posibilidad de verlas. Sería ilustrativo que tales escenas fuesen divulgadas por los medios masivos para comprender bien las motivaciones de nuestros heroicos combatientes antiterroristas.

Bush padre era ya un importante oficial de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, cuando estos recibieron la misión de organizar la contrarrevolución en Cuba. La CIA creó en la Florida su más grande base de operaciones en el hemisferio occidental. Ella se responsabilizó con todas las acciones subversivas realizadas en Cuba, incluidos los intentos de asesinato contra los líderes de la Revolución y se responsabilizó con los planes y cálculos que de haber tenido éxito habrían significado un enorme número de bajas por ambas partes dada la decisión de nuestro pueblo, demostrada en Girón, de luchar hasta la última gota de sangre. Bush nunca entendió que la victoria de Cuba salvó muchas vidas, tanto cubanas como norteamericanas.

El crimen monstruoso de Barbados se produjo cuando ya él era jefe de la CIA, casi con tanta autoridad como el Presidente Ford.

En junio de ese año convocó en Bonao, República Dominicana, una reunión para crear la Coordinación de Organizaciones Revolucionarias Unidas, con la supervisión personal de Vernon Walters, entonces Director adjunto de la CIA. Obsérvese bien: “Organizaciones Revolucionarias Unidas”.

Orlando Bosch y Posada Carriles, agentes activos de esa institución fueron designados como líderes de esa organización. Se inicia así una nueva etapa de actos terroristas contra Cuba. El 6 de octubre de 1976, Orlando Bosch y Posada Carriles, personalmente dirigen el sabotaje para hacer estallar en pleno vuelo el avión de cubana.

Las autoridades arrestaron a los implicados y los remitieron a Venezuela.

El escándalo fue tan grande que el gobierno de ese país entonces aliado de Estados Unidos y cómplice de sus crímenes dentro y fuera de Venezuela no tuvo otra alternativa que ponerlos a disposición de los tribunales venezolanos.

La Revolución Sandinista triunfó en julio de 1979. La sangrienta guerra sucia promovida por Estados Unidos estalló en ese país. Reagan era ya Presidente de Estados Unidos.

Cuando Gerald Ford sustituyó a Nixon, era tal el escándalo provocado por los intentos de asesinatos a líderes extranjeros que prohibió la participación de funcionarios norteamericanos en tales acciones. El Congreso negó los fondos para la guerra sucia en Nicaragua. Hacía falta Posada Carriles. La CIA, a través de la llamada Fundación Nacional Cubano Americana, sobornó con abundantes sumas a los carceleros pertinentes y el terrorista salió de la prisión como un visitante más. Trasladado con urgencia a Ilopango, El Salvador, no solo dirigió los suministros de armas que provocaron miles de muertes y mutilaciones a los patriotas nicaragüenses, sino que también, con la cooperación de la CIA, adquirió drogas en Centro América, las introdujo en Estados Unidos y compró armas norteamericanas para los contrarrevolucionarios nicaragüenses.

En aras del espacio omito numerosos datos de la brutal historia.

No es posible comprender por qué el ilustre Premio Nobel que preside el Gobierno de Estados Unidos, se complace en reiterar la estúpida idea de que Cuba es un país terrorista, mantiene en cárceles aisladas y en condiciones inhumanas a los cuatro antiterroristas cubanos, sanción que hoy no se aplica a ningún ciudadano de otro país adversario de Estados Unidos, menos aún si ninguna fuerza militar norteamericana admite haber sido puesta en riesgo alguno por ellos, y prohíbe a René regresar a su patria y al seno de su familia.

El mismo domingo 9 de octubre en que René transmitió su valiente mensaje al pueblo de Cuba, grabó y filmó otro fraternal “Mensaje a Fidel y Raúl”. Por consejo de Ricardo Alarcón, Presidente de la Asamblea Nacional, no se publicó ninguno de los mensajes hasta que el Oficial de Probatoria de la Corte Federal de la Florida, le comunicara formalmente las condiciones que le imponía en los tres años de “libertad supervisada”.

Cumplido ya ese requisito me complace informar a nuestro pueblo el contenido textual de ese mensaje que tanto honra a nuestros héroes y expresa su comportamiento ejemplar y la voluntad de acero:

Querido Comandante:

Primero que todo un abrazo, mi agradecimiento, el sentimiento de aprecio no solamente por todo el apoyo que ha volcado usted sobre nosotros, por la forma en que ha movilizado a todo un pueblo y ha movilizado la solidaridad internacional a favor del caso nuestro, sino, en primer lugar, por habernos servido de inspiración, por haber sido el ejemplo que hemos seguido durante estos 13 años y por haber sido para nosotros una bandera tras la cual nunca íbamos a dejar de marchar.

Para nosotros esta misión no ha sido más que la continuación de todo lo que han hecho ustedes, de lo que la generación suya hizo por el pueblo cubano y por el resto de la humanidad.

Para mí es un placer enorme enviarle este mensaje, enviarle el abrazo temporal, que irá por esta vía, porque sé que nos daremos un abrazo finalmente; por mucho que intenten nuestros adversarios impedirlo, sé que nos vamos a dar ese abrazo. Sé que los Cinco regresaremos porque usted lo prometió y porque ha movilizado la energía, lo mejor de la humanidad, la voluntad de todo el mundo para que eso suceda.

Para nosotros es un honor servir a la causa que usted inspiró en el pueblo de Cuba, ser seguidores de usted, seguidores del camino que usted y Raúl abrieron, y nunca dejaremos de ser merecedores de esa confianza que ustedes depositaron en nosotros.

A los dos, a usted, Fidel, a Raúl que ahora nos guía en esta nueva etapa difícil, compleja pero gloriosa en que estamos enfrascados para romper la dependencia económica que nos ata todavía y que impide que logremos construir la sociedad que queremos, les envío un abrazo de parte de los Cinco, les digo que siempre tuvimos confianza en ustedes. Cuando estábamos solos en el hueco, cuando estábamos incomunicados, cuando no recibíamos noticias, cuando mis cuatro hermanos no sabían nada de su familia porque no se les podía decir, siempre tuvimos confianza en ustedes, siempre supimos que ustedes no abandonarían a sus hijos, porque siempre supimos que la Revolución nunca abandonaba a quienes la defendían. Por eso es que merece ser defendida y por eso es que siempre lo haremos.

Y aunque no estoy seguro de que merezcamos todos los honores que se nos han hecho, sí le puedo decir que el resto de vida que nos queda será dedicado a merecerlo, porque ustedes nos inspiran, porque ustedes son la bandera que nos enseñó cómo comportarnos y hasta el fin de nuestros días trataremos de ser merecedores de la confianza que ustedes depositaron en nosotros.

Para mí ahora esto es una trinchera en la que seguiré en el mismo combate a que ustedes me convocaron y voy hasta el final, hasta que se haga justicia, a seguir sus órdenes, a hacer lo que haya que hacer.

Y les digo a Fidel y a Raúl: ¡Comandantes, los dos, ordenen!

Fidel Castro Ruz
Octubre 17 de 2011
10 y 35 p.m.

La voluntad de acero (Primera parte)

Granma y Juventud Rebelde, órganos de prensa del Partido y de la Juventud, publicaron hace dos días, el viernes 14 de octubre, un valiente y enérgico mensaje al pueblo de Cuba del Héroe de la República René González, tras culminar la odiosa e injusta sanción de 13 años, separado, como los restantes cuatro héroes que cumplen sanciones más prolongadas en cárceles distantes cientos de millas unas de otras. Ni un instante falló la inconmovible firmeza de cada uno de ellos, aún cuando estuvieron reiteradas veces en celdas de castigo, verdaderas sepulturas, sin espacio alguno para moverse, tal como lo decidió la “justicia yanki”, sin delito ni prueba alguna. Si en algo no se equivocó tal “justicia” fue en la selección del tipo de hombres que estaba castigando.

A René, adicionalmente, le prohibieron durante tres años regresar a su Patria junto a sus familiares y a su pueblo. Deberá permanecer en el territorio del país que le impuso tan injusto castigo.

Para todos, y particularmente para los que hemos vivido años críticos de la historia de nuestra Patria, las palabras de René calaron profundamente.

“El hecho de que yo esté ahora fuera de la cárcel -expresó- solamente significa que se agotó una avenida de abusos al que había sido sometido […] todavía tenemos cuatro hermanos a los que tenemos que rescatar y que necesitamos que estén junto con nosotros, con sus familiares; que estén entre ustedes dándoles lo mejor de sí…”

“Para mí esto es solamente una trinchera, un lugar nuevo en el que voy a seguir luchando para que se haga justicia y los Cinco podamos regresar junto a ustedes.”

“…a todos los que en estos años nos han acompañado en todo el mundo, que han sido miles, a través de los cuales hemos podido poco a poco ir rompiendo este bloqueo informativo, ir rompiendo el silencio que las grandes corporaciones de la prensa han hecho sobre el caso, les extiendo, de parte de los Cinco, mi más profundo agradecimiento, mi compromiso de seguirlos representando a ustedes como se lo merecen, que en definitiva es lo que estamos haciendo los Cinco, porque no somos solamente Cinco, somos un pueblo completo que ha resistido durante 50 años, y gracias a eso es que nosotros estamos resistiendo todavía […] y nunca les vamos a fallar y siempre estaremos a la altura que ustedes se merecen.”

Las palabras sinceras, firmes y enérgicas de René, el tono de la voz inconfundible de un luchador que soportó 13 infinitos años de brutal e injusto castigo sin vacilar un segundo, son realmente impresionantes.

La tiranía imperial no podrá sostener sus groseras mentiras sobre la injusticia cometida contra los Cinco Héroes antiterroristas cubanos. No importa cuán pérfidamente los medios de información bajo su control se esmeren en presentarlos como agentes y espías que ponían en riesgo la seguridad de Estados Unidos. El Presidente de la Asamblea Nacional y el prestigioso abogado José Pertierra se han encargado de pulverizar las groseras calumnias yankis sobre los heroicos antiterroristas cubanos.

A mi mente viene el recuerdo de la batalla victoriosa de nuestro pueblo por el regreso al seno de su familia y a su Patria del niño Elián González. Ante la monstruosa conducta de la mafia contrarrevolucionaria cubana de Miami y su desacato a las autoridades del país, el propio Presidente de Estados Unidos en ese momento, Bill Clinton, se vió forzado a enviar fuerzas de seguridad, para imponer las leyes norteamericanas a los grupos fascistas que las desacataban e incendiaban símbolos y banderas de ese país, encabezados entre otros por la “loba feroz” Ileana Ros, que hoy es nada menos que la Presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, y dicta pautas a la política exterior de este país.

El mensaje de René González al pueblo de Cuba, por su propia iniciativa y asumiendo valientemente cualquier riesgo, refuerza nuestra profunda convicción de que la posición del Gobierno de Estados Unidos respecto a los 5 Héroes cubanos es ya insostenible, como lo es igualmente su justificación del criminal bloqueo económico contra nuestra patria y las medidas punitivas que aplica a las empresas extranjeras que comercian con nuestro país.

Tal política, brutal e insólita, ha sido transformada por el poderoso imperio en norma de carácter internacional, pese a la opinión prácticamente unánime de todos los miembros de las Naciones Unidas, con excepción de Estados Unidos e Israel.

Los hechos demuestran de forma irrebatible que en el mundo globalizado de hoy, bajo la égida del imperio yanki, no existe garantía de seguridad para ningún otro país. En la Organización de Naciones Unidas se puede repetir una y mil veces el rechazo unánime del bloqueo económico a Cuba, o cualquier otra medida como el derecho del pueblo palestino a su constitución como Estado, sin que tal derecho o cualquier otro que no se ajuste a los intereses del imperio tenga vigencia alguna.

Sin que fuese un propósito deliberado de la Revolución, nuestro país se ha convertido en ejemplo de lo que un pequeño Estado puede lograr si sostiene con firmeza una política de principios, aún cuando los avances científicos y tecnológicos, sus patentes y la distribución de las riquezas del planeta están en manos de las naciones más desarrolladas y ricas, que antaño fueron las potencias coloniales, sembradoras del saqueo y la pobreza en nuestros países.

En su larga lucha contra el imperio, los combatientes de nuestro país han estado a punto de ser blanco de las armas nucleares al servicio de esa potencia: la primera en octubre de 1962; y la segunda, a mediados de 1988. En ninguna de ambas ocasiones nuestra Patria se plegó al chantaje yanki; en 1962 no permitió inspección alguna de su territorio, y en 1988, tras la batalla de Cuito Cuanavale y el avance de 50 mil soldados cubanos y angolanos sobre las fuerzas surafricanas equipadas por Occidente y dotadas de proyectiles nucleares, decidieron negociar la independencia de Namibia y el fin del Apartheid.

Los pueblos del Tercer Mundo reconocen y agradecen la solidaridad desinteresada de Cuba en áreas tan importantes como la salud y la educación.

¿Quién puede creer la insólita mentira de que Cuba apoya el terrorismo?

Tan torpe y estúpido embuste parte del poderoso país que a 90 millas de sus costas no solo aplicó contra ella un criminal bloqueo, sino también los más grotescos actos terroristas. Los incendios de centros educacionales, recreativos y comerciales; el fósforo vivo en las plantaciones cañeras; el uso de explosivos en fábricas; los ataques piratas contra instalaciones portuarias y barcos de pesca y de carga; la organización de bandas contrarrevolucionarias; las infiltraciones de agentes y los suministros de armas a las bandas mercenarias comenzaron desde 1959, después de la Primera Ley de Reforma Agraria, dejando una estela de muerte y destrucción en nuestra Patria.

Los bombardeos de nuestras bases aéreas y el desembarco de tropas mercenarias en Playa Girón, escoltados por portaaviones y buques de guerra norteamericanos, costaron incontables víctimas apenas iniciado nuestro proceso revolucionario. ¿Puede Estados Unidos negar estos hechos?

Los planes de asesinato de los líderes de la Revolución organizados por los servicios de inteligencia de Estados Unidos fueron incontables; mas no se limitaron a eso sus groseras acciones. Virus y bacterias se introdujeron en nuestro país para sabotear la producción de plantas y animales; peor aún, enfermedades que ni siquiera existían en este hemisferio fueron introducidas en Cuba contra la población. El Dengue Hemorrágico afectó a cientos de miles de personas y alrededor de 150, en su mayoría niños, perdieron la vida. Esa enfermedad hace estragos todavía en este hemisferio.

El relato de los hechos cometidos por Estados Unidos contra nuestro pueblo sería interminable.

Prosigue mañana.

Fidel Castro Ruz

Octubre 16 de 2011

9 y 05 p.m.

Enviado por Cubadebate